Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

La feliz terapia de pintar mandalas

Maite Nicuesa
La feliz terapia de pintar mandalas

Pintar mandalas es una de las técnicas más creativas que, además, produce numerosos beneficios desde el punto de vista emocional. Uno de los más importantes, nos ayuda a canalizar las emociones a través de la terapia del color. Es un método que fomenta la autoestima creativa de dar rienda suelta al ingenio. Pero además, el ejercicio creativo de pintar mandalas no solo gusta a los niños, sino también a los adultos. Desde el punto de vista filosófico, un mandala representa la perfección del círculo que conecta, a su vez, con la perfección de tu propia esencia.

A través de la página web Dibujos para Colorear, puedes encontrar un amplio catálogo de materiales de entretenimiento para niños. Una página con todo el material disponible online para realizar el proceso creativo de colorear los sentimientos como en un lienzo. Sin duda, a través de esta experiencia puedes enseñar a tus hijos cómo la tecnología puede estar unida con una experiencia de bienestar a través de la promoción de la salud. Pero a su vez, tú mismo puedes dejar volar tu imaginación para alimentar al niño interior que está dentro de ti, y sentir cómo se detiene el tiempo mientras desarrollas tu propia creación. 

A través de esta experiencia puedes reflejar tu propio estado de ánimo en la elección de los colores. Este ejercicio es saludable porque mejora tu nivel de atención y concentración en el instante. Algo muy importante porque en la era tecnológica tendemos a la atención dispersa. 

Además, la propia estética visual del mandala proyecta la perfección y la armonía que rige la felicidad a través de una imágen que es una metáfora del propio bienestar. Los mandalas transmiten serenidad y paz interior. Ingredientes esenciales en el estilo de vida moderno donde la prisa y la obsesión por los resultados, marcan la inercia dominante.  

Pintar mandalas también te ayuda a tener una ocupación constructiva con la que tomar el control de tu vida a través de una actividad que potencia el empoderamiento personal y que puedes disfrutar en tu propio hogar. 

Desde el punto de vista de la psicología positiva, pintar mandalas también es una terapia para desarrollar el pensamiento positivo, prevenir la ansiedad y fomentar la inteligencia emocional a través del lenguaje universal de los colores como mejor ejercicio de coaching para ser feliz contigo.

El principal valor de esta terapia es que resulta práctica en su esencia. Mientras que un libro de autoayuda, por ejemplo, tiene una orientación más teórica, por el contrario, mientras coloreas tu mandala sientes que se detiene el tiempo mientras das forma a tus ilusiones a través de la precisión de cada detalle. ¡Que tengas una feliz vida a todo color! 

Comentarios