Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

Cómo vivir con serenidad el duelo por la muerte de un ser querido

Maite Nicuesa
Cómo vivir con serenidad el duelo por la muerte de un ser querido

El duelo por la muerte de un ser querido es una de las vivencias más amargas que podemos pasar, especialmente, cuando se trata de alguien con quien hemos mantenido una relación estrecha. El duelo significa que necesitas un tiempo para rehacerte, asumiendo que has sufrido una pérdida personal. Hay cosas que cambian en tu vida y vacíos que quedan cuando fallece un ser amado. Y el duelo significa vivir desde la serenidad, el silencio y la paz interior, esa herida que el tiempo alivia poco a poco. 

¿Cómo vivir con serenidad el duelo por la muerte de alguien a quien no querías haber dicho adiós? 

1. En primer lugar, aceptando que hay despedidas que trascienden al propio control de tu voluntad. Intenta poner la perspectiva en la gratitud por el tiempo compartido en común, no te enfoques solo en la pérdida. 

2. En este tipo de situación es muy posible llorar de emoción. Por ejemplo, experimentar la alegría por un recuerdo con el que conectas a través de una fotografía pero también, vivir la tristeza por saber que ese abrazo no va a volver a repetirse. Pero a pesar de todo, el misterio del amor es más fuerte que cualquier ausencia. 

3. Tienes derecho de sentir rabia, enfado, frustración, ira, resentimiento, decepción, impotencia. Estos sentimientos son desagradables, pero son frecuentes en la primera etapa del dolor. Y además, resultan muy terapéuticos porque gracias a su fuerza nos empujan hacia el desahogo. 

4. Casi todas las personas que tienen más de 30 años han vivido en algún momento la pérdida de un ser querido. Y sin embargo, aunque la muerte es algo universal cada persona responde en este tipo de situación de un modo único. Hay quien prefiere realizar un viaje para alejarse de la rutina y tomar aire, algunas personas se concentran en el trabajo para seguir adelante, otras prefieren retomar la normalidad lo antes posible, otras buscan nuevas actividades para conocer amigos... En definitiva, los consejos de otras personas pueden darte un punto de vista. Pero tu camino es único: encuentra la forma de vivir este proceso del mejor modo posible. 

5. Una de las medicinas más saludables para superar el dolor es buscar el contacto con espacios naturales. Los paseos por lugares en los que el estímulo de un paisaje y las sensaciones de la naturaleza activan tu mente y tu corazón conectando con la belleza. Una "belleza oculta", haciendo referencia al título de la película protagonizada por Will Smith que reflexiona, precisamente, sobre el duelo. En situaciones de tristeza, puede costarnos un mayor esfuerzo apreciar la belleza de las cosas, sin embargo, el valor trascendente de la naturaleza nos desborda en perfección como una terapia. 

6. Van a venir a tu mente un montón de preguntas. No todas tienen una respuesta clara y definida sobre lo que ha ocurrido. La muerte, al igual que la vida, es un gran interrogante filosófico. Sin embargo, la reflexión filosófica sí puede llevarte a la necesidad de encontrar un sentido a este dolor como bien explica Victor Frankl.

7. Algunos expertos se animan a poner tiempos para explicar cuánto tiempo se tarda en superar el duelo. Yo creo que poner tiempos puede llegar a perjudicar en lugar de ayudar porque la persona se siente presionada a recuperar un estado de ánimo para el que tal vez, necesite un mayor recorrido. Las circunstancias que rodean a cada pérdida son tan diferentes que no es posible hablar del duelo en forma de matemáticas. Tu tiempo es tu tiempo. 

Desde Coaching para ser feliz contigo quiero enviar mis mejores deseos a todas aquellas personas que en presente, viven días grises por una herida de este tipo. Si es tu caso, recuerda que la luz del sol permanece en el horizonte incluso cuando está nublado. Siente cómo la vida llena tu alma con frases hermosas de amor, recuerdos y realidad. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentarios