Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Coaching para ser feliz contigo

Coaching para ser feliz contigo

Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching


Carta para espantar los miedos

Publicado por Maite Nicuesa activado 14 Noviembre 2016, 06:00am

Etiquetas: #consejos

Carta para espantar los miedos

Querido miedo:

A lo largo de la vida he descubierto que tienes muchos disfraces diferentes, pero todos ellos, limitantes. Con el tiempo he aprendido a verte como un aliado en lugar de como un enemigo. Es decir, he comprendido que más allá de tu apariencia gris y las sensaciones desagradables que proyectas, no debo fijarme tanto en ti mismo como en aquello que hay más allá de ti. Ese deseo con el que quiero conectar. Sin duda, es difícil transmitir confianza cuando estás asustado pero la inteligencia y la voluntad son herramientas poderosas frente a cualquier tipo de pánico.

Con el tiempo he aprendido que la culpa no es del miedo sino mía cuando dejo que me condicione en negativo y que invada mi libertad cuando soy igualmente libre para darle un portazo. Es decir, el miedo nos lleva a posicionarnos como víctimas cuando en realidad, somos protagonistas de la vida.

Pero sobre todo, con el tiempo he aprendido que los miedos son cobardes y se quedan indefensos ante una carcajada. El miedo no resiste la risa, se siente ridículo ante ella. Y el verdadero sentido del humor, aquel que es más necesario y también, más ausente en esta sociedad, es aquel que nos empuja a reírnos de nostros mismos con un humor sano e inteligente.

El miedo me ha enseñado que cuando él se hace grande, yo me vuelvo pequeña. Por el contrario, cuando yo soy fuerte, cualquier temor se torna diminuto. Con el tiempo he aprendido que en ocasiones, los seres humanos utilizamos el miedo como excusa para no arriesgar.

Y sin embargo, a pesar de todo lo que he aprendido en tu compañía, también me he dado cuenta de que en realidad, es peor aquello que se imagina bajo el efecto del temor que la realidad misma en una situación difícil.

El miedo nos lleva a predisponernos en negativo ante realidades nuevas o situaciones que nos producen incertidumbre. También nos esclaviza en una zona de confort que no siempre es sinónimo de felicidad.

Sin duda, merece la pena dar gracias a la vida, a pesar de los miedos porque, curiosamente, también experimentamos grandes momentos cuando alcanzamos la libertad de superar esos fantasmas internos.

Querido lector, el miedo no es más que una proyección de tu estado de ánimo cuando alimentas tus debilidades en lugar de tus fortalezas. El miedo es una desagradable sensación cuando vives un pasado que ya no puedes cambiar o infravaloras tu presente a la espera de un escenario mejor. A modo de ejercicio de coaching, te animo a coger lápiz y papel para escribir tu propia carta a esos miedos que han marcado tu vida. ¡Juega con las palabras!

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts