Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

¡No hagas un drama de la vida!

Maite Nicuesa
¡No hagas un drama de la vida!

La vida no es un drama pese a que, en muchas ocasiones, tendemos a comportarnos como protagonistas de una auténtica tragedia. Y, sin embargo, es cuando realmente vivimos una situación de dificultad real, por ejemplo, la muerte de un ser querido, una situación de desempleo prolongado o un diagnóstico de enfermedad grave, cuando nos damos cuenta de cuánto tiempo hemos perdido al complicar cosas que no son para tanto. ¡No hagas un drama de la vida! Sea cual sea la situación que estés pasando, simplifica.

Sé que es difícil pero esto también pasará. Y este mensaje que puede ser un muy buen mantra de serenidad, es ese disco rayado que te invito a decirte a ti mismo una y otra vez cuando aflore la angustia en tu corazón.

Si tienes un sufrimiento que te angustia, también es muy importante que hables de ello, que no dejes que ese dolor se te quede atragantado en tu interior. Para digerir ese malestar tienes que hablarlo con alguien de confianza, el consuelo es la forma más sana de dar forma a un dolor, de sacarlo fuera y escupirlo como un mal que se torna venenoso en el interior.

No hagas un drama de la vida, hazlo egoístamente por ti mismo, incluso cuando tengas una persona cerca que te hace la vida difícil, no le des el gusto de ver cómo su actitud te amarga. Tu felicidad es mucho más profunda y más digna. La brújula de tu felicidad está en tu corazón y existen ingredientes fundamentales que te ayudarán a posicionarte en el mapa del mundo. El sentido del humor es uno de los más importantes. Convierte la vida en una fiesta con amigos y amigas. Pero para eso, aspira a la verdad en tus relaciones personales, prioriza la calidad de los lazos que mantienes, más allá de la cantidad.

Haz de las frases sabias de amor, tu mejor arma de defensa para reír a carcajadas cuando todo parece en contra. Tú no eres un actor de drama sino de comedia. Al menos, aspira a serlo por una cuestión de salud. ¡Más autoestima y más amor para ti!

Comentarios