Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

Cómo rehacer tu vida después de la ruptura

Maite Nicuesa
Cómo rehacer tu vida después de la ruptura

Nadie necesita rehacer su vida después de una ruptura en los términos en los que, con frecuencia, suele plantearse esta situación. De modo habitual escuchamos este mensaje en conversaciones y revistas, haciendo referencia a la idea de que una persona rehace su vida en el momento en el que empieza a tener una nueva relación. Nada más lejos de la realidad. La vida de un soltero está completamente formada. De ti depende construir las bases de una existencia plenamente feliz. ¿Cómo rehacer tu vida después del adiós?

1. No te posiciones a la espera de volver a tener el corazón ocupado por una ilusión de pareja. Ojalá que tu corazón en tu presente esté lleno del cariño de buenos amigos, de ilusiones de trabajo, de esperanzas de desarrollo personal, de ganas por llegar a ser la mejor versión de ti mismo y exprimir la vida en toda su esencia, frases hermosas de amor,

2. Pese a las connotaciones negativas que, con frecuencia, damos a la palabra rutina, en realidad, estos espacios de tiempo previsible están estructurados en planes que aportan un sentido en sí mismo. ¿Con qué tipo de vida sueñas? ¿Cómo te gustaría que fuese tu mundo personal? Elabora un plan de acción para acercarte del modo más preciso posible hacia ese ideal.

3. Vive el día a día confiando en que todo irá bien. Esta es la mejor filosofía de vida. Puede que no tengas muy claro hacia dónde deriva tu vida sentimental, sin embargo, cuídate y confía en que todo irá bien.

4. No te conformes con objetivos previsibles. Puedes entrenar metas diferentes. Por ejemplo, asistir a clases de solfeo, aprender a tocar la guitarra, cantar en un coro... Si tienes aptitudes para la música, este universo creativo puede traer muchas posibilidades de desarrollo personal a tu vida.

5. No te marques objetivos que realmente no te apetece cumplir. Por ejemplo, no seas políticamente correcto aspirando a ser amigo de tu ex. Si esta idea no te nace del corazón, es mejor que tú sigas por tu camino y él/ella por el suyo. Esto no significa alimentar el resentimiento sino dar por cerrado un capítulo de la vida y actuar en consecuencia. Espera a buscar pareja cuando te sientas realmente preparado para ello y te apetezca. Permíetete experimentar las bondades de la soltería sin ningún tipo de drama ni de victimismo. ¡Tú no eres Bridget Jones!

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentarios