Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

Cómo fortalecer tu autoestima en el fracaso laboral

Maite Nicuesa
 Cómo fortalecer tu autoestima en el fracaso laboral

Todos somos vulnerables ante esas experiencias de fracaso vinculadas al trabajo que, en realidad, no muestran derrotas absolutas sino hechos que no ocurrieron tal y como hubiésemos querido. En Estados Unidos, el concepto de fracaso en el ámbito emprendedor es un valor que permite a los jóvenes talentos aprender a partir de su propia experiencia. Este aprendizaje asociado a un fracaso resulta también muy constructivo en las entrevistas de trabajo.

 

Sin embargo, en España tenemos una cultura en la que el concepto de fracaso puede dar lugar a etiquetas tan negativas como la de "fracasado". La realidad es que ningún acontecimiento te determina de un modo definitivo ya que tú eres mucho más que los méritos de tu currículum. Y es importante que lo tengas claro.

 

Más allá de cualquier optimismo, es evidente que un resultado negativo en el trabajo puede incidir en nuestra autoestima de un modo más negativo que el éxito (aunque también puede ser muy dañino si es mal gestionado). ¿Cómo nutrir tu autoestima frente al fracaso laboral?

 

1. Asiste a eventos de networking que te permiten ponen en práctica tus habilidades sociales, observar las tendencias en tu sector profesional, conocer gente interesante, relacionarte con posibles colaboradores y tomar nuevas ideas puesto que el entorno laboral evoluciona constantemente. Tanto que hoy en día muchos profesionales tienen su despacho en casa gracias a la posibilidad del teletrabajo que hubiese sido impensable para las generaciones del pasado.

 

2. El trabajo es importante pero no lo es todo. Comparte tiempo con tus amigos y no te sientas obligado a contar de ti más de lo que realmente quieres compartir. Cuando una persona está en el paro termina agobiada de responder a preguntas del tipo: "¿No te ha surgido ninguna entrevista de trabajo?". Si te incomodan este tipo de cuestiones repetitivas, puedes hablar con tu entorno más cercano para hacerles saber que en el momento en el que tengas alguna novedad que compartir, serás el primero en hacerla saber.

 

3. Existen muchos planes de ocio gratis o por un coste muy económico. Tener una agenda social activa nutre tu autoestima. Muchos centros culturales y asociaciones organizan sesiones de cine fórum de entrada gratuita, en las bibliotecas tienes libros y películas disponibles en el catálogo, se organizan conferencias y eventos gratis. No te quedes en casa dando vueltas a lo que te preocupa. Mira todos los días la agenda cultural de tu ciudad y participa.

 

4. No todos los cursos que hagas tienen por qué estar orientados a mejorar tu currículum con el fin de tener más opciones laborales. Existen iniciativas que pueden ser muy terapéuticas para nutrir tu autoestima, por ejemplo, asistir a clases de arte. A través del arte todo ser humano puede conocerse también mejor a sí mismo a través de la historia.

5. Intenta no perder el contacto con aquellos compañeros de trabajo con los que te has llevado realmente bien incluso si cambias de empleo. Puedes quedar a comer de vez en cuando puesto que este plan es especialmente adaptable a la agenda. Vivimos en un entorno laboral muy cambiante en el que lo más frecuente es que un profesional forme parte de distintos equipos a lo largo de su vida profesional. Sin embargo, en medio de tantos cambios, es recomendable que no nos dejemos arrastrar por la corriente de pasar por un lugar sin dejar huella en él. Y mantener lazos personales en la oficina siempre es una suma de autoestima en el éxito y en el fracaso.

 

6. No pierdas tu tiempo en el qué dirán ya que has venido a este mundo para vivir tu vida y no la de otros. 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentarios