Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

Cómo solucionar un problema personal

Maite Nicuesa
Cómo solucionar un problema personal

Los problemas forman parte de nuestra vida, sin embargo, tendemos a hacerlos todavía más grandes cuando los tomamos como algo personal o cuando tenemos una noción negativa de los conflictos. Si fuésemos eternamente niños que contamos con la sobreprotección de nuestros padres, no hubiésemos tenido la posibilidad de desarrollar nuestros propios recursos internos para vivir como adultos responsables. ¿Cómo puedes solucionar un problema personal?

En primer lugar, identifica cuál es en concreto el conflicto, qué es lo que te afecta. Un problema no es como un objeto material que puedes cambiar de sitio con solo moverlo. Por esta razón, dada la entidad inmaterial del universo emocional, es muy recomendable poner por escrito emociones y sentimientos para tener una visión más realista de aquello que nos ocurre exactamente.

En la mayoría de las ocasiones, existe más de una solución posible ante un problema, sin embargo, la mejor elección es aquella que te resulta cómoda para ti. Por tanto, recibe con gratitud los consejos e ideas de amigos y familiares a quienes has hecho partícipe de tus problemas pero siendo consciente de que la decisión respecto de aquello que quieres hacer es tuya.

No por vivir pendiente de ese problema durante las 24 horas del día lo vas a solucionar antes. De hecho, en este tipo de situaciones, el verdadero reto reside en marcar distancia del conflicto y desconectar para tomar impulso nuevamente.

No pongas tu felicidad a la espera de que se resuelva el conflicto. En muchos casos, tenemos una visión distorsionada de la vida y de la felicidad al creer que deben encajar todas las piezas del puzle de nuestra existencia para sentirnos plenamente realizados.

Si se trata de una situación que te desborda porque engloba distintos factores de realidad, entonces, intenta analizar estos factores de modo independiente y acota tus decisiones en cada área correspondiente.

Consultar con expertos también es importante al resolver determinados conflictos. Por ejemplo, si tienes un problema legal puedes consultar asesoramiento personalizado con un abogado.
Para resolver un problema personal debes dar respuesta a estas preguntas:

1. ¿Qué ocurre exactamente?
2. ¿Cómo me afecta el conflicto?
3. ¿Qué voy a hacer para solucionarlo?

4. ¿De qué medios dispongo para solucionar el asunto?
4. ¿Y cuándo voy a hacerlo?

Comentarios