Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

Superar conflictos emocionales

Maite Nicuesa
Superar conflictos emocionales

Los conflictos emocionales forman parte del proceso de crecimiento interior ya que el propio vivir plantea nuevos retos ante los que la persona puede sentirse desorientada. Es importante tener una visión positiva de este tipo de dificultades ya que son una oportunidad para poner en práctica herramientas emocionales en un contexto vivencial práctico. ¿Existe un conflicto emocional que te hace sufrir de modo recurrente? En este artículo, comparto las claves para poder avanzar a nivel interno:

1. Es muy importante practicar el sentido común como filosofía de vida: los conflictos emocionales deben gestionarse y solucionarse uno a uno. Cuando queremos abarcar demasiado, nos sentimos desbordados.

2. Aprende a tener paciencia contigo mismo para comprenderte. Vivimos en la sociedad de la prisa, y esta búsqueda constante de resultados puede ser contraria a las necesidades emocionales. La felicidad que potencia el autoconocimiento requiere de pausa.

3. Identifica cuál es tu conflicto emocional. Este tipo de conflicto es inmaterial, es decir, no tiene forma y color. Esto hace que pueda resultar más difícil visualizar un sufrimiento interior que no se ve pero sí se siente con los ojos del alma.

Poner nombre a un conflicto emocional es el primer paso para poder solucionarlo a través de un plan de acción: ¿Qué puedes hacer para afrontar esta situación? Cuanto más tiempo se pospone la toma de una decisión, mayor es el malestar que nos recuerda que existe una asignatura emocional pendiente de resolver.

4. Si el plan A no ha funcionado, puedes intentar un plan B. Y si este falla, puedes buscar otra opción. Las opciones de una posible solución no se agotan para quien afronta la realidad con un espíritu proactivo.

5. Continúa con tu vida cotidiana. Un conflicto puede absorber gran parte de nuestra energía, sin embargo, es muy importante continuar con nuestras tareas para tener la mayor normalidad posible en nuestro día a día. De este modo, también se desdramatizan los conflictos.

6. Refuerza el contacto con la naturaleza ya que este entorno potencia el bienestar y te ayuda a pensar con una mayor claridad de ideas.

7. Comparte tu vida con los demás ya que la compañía de familia y amigos nutre la autoestima de quien se siente más fuerte y capaz de gestionar los conflictos emocionales.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentarios