Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

El sabor dulce de la vida

Maite Nicuesa
El sabor dulce de la vida

La vida tiene un sabor dulce pese a que, en ocasiones, quedemos anclados en esa amarga sensación de que no todo es tan perfecto como desearíamos. Existen personas que transmiten a través de su actitud una enorme energía positiva, personas que hacen que parezca que el optimismo es una tarea fácil. El ejemplo de esas personas debería ser un estímulo para poder emular esta actitud.

El sabor dulce de la vida depende de ti. Porque eres tú quien prepara cada día la receta de la felicidad aunque sea de una forma inconsciente. Existen pensamientos automáticos, ideas arraigadas y creencias irracionales que hemos interiorizado de tal modo que parece que forman parte de nuestro ser. Pero no es así. El respeto hacia ti mismo es clave en la búsqueda de tu verdadera felicidad.

Desterrar a un rincón los pensamientos negativos, reciclar algunas creencias y desterrar aquellas ideas con fecha de caducidad es un signo de inteligencia emocional porque tenemos que darnos la oportunidad de cambiar de opinión también, sobre nosotros mismos. Nadie dijo que fuese una tarea fácil.

Existen libros de autoayuda que sí nos ofrecen una idea del cambio rápida y sencilla como si fuese un recetario. La realidad es que el corazón humano no puede reducirse a una ecuación matemática.

La experiencia de vivir es vivencial, subjetiva y práctica. Anímate a explorar nuevos caminos, libérate de prejuicios, no te dejes condicionar por el miedo al qué dirán y sonríe al mirarte en el espejo. Este es el primer paso para empezar a saborear el sabor dulce de la vida como ese delicioso postre que sacia nuestro apetito de felicidad.

Anímate a poner un poco de azúcar en tu vida porque la alegría, los momentos de amistad sincera, las sorpresas inesperadas, las risas compartidas, el eco de los recuerdos felices, los deseos por conquistar, la satisfacción de haber realizado una buena acción, las frases de amor, la paz interior y tantos ingredientes que componen la receta de la plenitud vital, nos sorprenden cada día.

Siente, baila, sueña y respira profundamente. No olvides dar todos los días "gracias a la vida" por ese sabor dulce que nos ayuda a borrar recuerdos tristes dejando paso a la esperanza.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentarios