Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

Vivir sin estrés

Maite Nicuesa
Vivir sin estrés

Vivir sin estrés sería una auténtica utopía e incluso, un factor negativo ya que no todos los tipos de estrés son perjudiciales. El estrés previo a un examen, por ejemplo, es positivo y potencia la adaptación personal ante esa prueba que implica salir de la zona de confort. Sin embargo, conviene puntualizar que lo que no es saludable bajo ningún concepto es vivir con estrés crónico, experimentando ese nerviosismo constante. ¿Cómo mejorar la calidad de vida al poner freno al estrés?

1. El primer paso para superar una dificultad emocional es tomar conciencia del problema. Una persona que experimenta estrés de una forma habitual debe de reflexionar sobre si quiere continuar viviendo del mismo modo o desea hacer cambios en su vida para sentirse mejor.

Sin duda, la segunda opción es acertada. Realizar un curso de crecimiento personal o realizar una terapia psicológica son dos herramientas de ayuda saludables para encontrar respuestas a nivel interno.

2. El tiempo es limitado, sin embargo, los días ofrecen posibilidades interesantes en el cumplimiento de objetivos profesionales y en la realización de un plan de ocio. Pero de acuerdo a la economía del tiempo es muy importante tener una perspectiva realista de las prioridades personales diferenciando entre aquello que es esencial y aquello que es secundario. Uno de los errores en la gestión del tiempo es querer abarcar más de lo posible en un solo día.

3. Existe un principio esencial que nadie debe perder de vista. No existe nada tan importante como uno mismo y el propio bienestar. Por ello, tienes que cuidarte a nivel físico y mental. El pensamiento positivo mejora la salud y reduce el estrés.

4. Dedica menos tiempo en tus conversaciones con amigos a charlar sobre tus problemas e invierte más tu atención en compartir tus alegrías e ilusiones. El estrés aumenta cuando nos centramos en lo negativo. Más allá de las circunstancias externas, siempre existen razones de gratitud existencial.

5. Existen muchas acciones en la vida que no tienen un carácter de medio sino que son un fin en sí mismo: el amor es un claro ejemplo de ello. Tener proyectos es interesante siempre y cuando tú eres el dueño de decidir en qué proyectos te implicas y no terminas desbordado por el síndrome de la ocupación constante tan propio en nuestros días.

En el baile de la vida, camina a tu ritmo, no te dejes arrastrar por la prisa del siglo XXI. Escucha el tic-tac de tu corazón acompasado con el ritmo de la felicidad.

Si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte a las publicaciones del blog para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Comentarios