Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Coaching para ser feliz contigo Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y Especialista en Coaching

Cómo abrir la ventana de la felicidad

Maite Nicuesa
Cómo abrir la ventana de la felicidad

De una forma metafórica, la felicidad podría ser esa ventana que en ocasiones permanece entreabierta a la espera de que nos decidamos a dar un paso importante en nuestra vida. Podemos permanecer estancados en un mismo punto por miedo al fracaso. Un estancamiento que nos hace sentir oxidados y poco entrenados para afrontar nuevas aventuras. La falta de felicidad envejece el espíritu. La primavera representa una de las estaciones del año de mayor esperanza como muestra la vitalidad cromática del paisaje. ¿Cómo abrir de par en par las puertas de la felicidad?

1. Para ser feliz, en primer lugar, es indispensable querer serlo. Conviene aceptar los puntos positivos y negativos que puedan traer ciertos cambios. La realidad no se define de un modo absoluto en adjetivos generales sino que incluso los deseos más felices, pueden tener matices que no te gustan tanto.

2. Puede que el camino no sea fácil. Pero tampoco será complicado si aprendes a fluir al compás del momento presente. No tengas prisa por llegar a la meta: hoy es el mejor regalo de amor que hay en tu vida. ¡Disfrútalo!

3. Baila con más frecuencia y siente el ritmo de la música llenando tu alma de vida.

4. Como muestra la filosofía, no todas las preguntas tienen una respuesta clara y concreta. Para ser feliz, es positivo tener la capacidad de seguir avanzando más allá de las dudas. Observa a tu alrededor para atender las señales del camino de la vida que pueden darte algunas respuestas a esas preguntas importantes.

5. Observa las vistas desde la ventana de tu felicidad para inspirarte cuando estés desanimado ya que es un ejercicio de objetividad mirar más allá de uno mismo para recuperar la perspectiva.

6. Existen muchas cosas que pueden quedar a la espera, sin embargo, lo que nunca debes posponer en tu agenda es tu felicidad. En caso de hacerlo, son muchas las cosas que se pierden por el camino, una de ellas, la ilusión.

Cada mañana, abre de par en par la ventana de tu felicidad y contempla el infinito.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentarios